El mito de Adaneva

José María Arguedas, quien dedicó gran parte de su vida a la reivindicación y difusión de los valores andinos, lanzó el primer grito de alarma hace más de quince años, llamando la atención acerca de la urgencia de emprender la recopilación de una literatura que va desapareciendo cada día más rápidamente. La víspera de su muerte, entregó a "El Comercio" un artículo titulado "Salvación del arte popular", en el cual declaraba que la "literatura oral, los mitos, las leyendas y cuentos" que constituyen "un documento tan valioso para el estudio de la cultura andina y el conocimiento de la naturaleza misma del ser humano ...", "están en peligro de muerte, de extinción absoluta, de estas extinciones que no dejan huellas". Veamos ahora algunos de estos mitos quechuas:

|Haravicus| MITO DE ADANEVA, (Recogido por Alejandro Ortiz R. en 1965, publicado en 1973). En su versión quechua inicia así: Kanan parlapayasheeyki Teyta Dios Mañuucupa Castampa...

(En Vicos, como en todo el Callejón de Huaylas, se habla una variante muy especial del runa-simi o quechua. Este texto de Adaneva es una bella muestra de ese dialecto. Fue recogido en 1965 por Alejandro Ortiz R.)

|Haravicus| ADANEVA (Traducción completa)

Ahora les voy a hablar de la familia de nuestro Dios Mañuco. (Mañuco es diminutivo similar a "manuelito").

Mañuco es hijo del Padre Adaneva (Adaneva es una síncopa de Adan y Eva relatada en el Génesis I Cap.2) y de la Virgen Mercedes (Se refiere a la Virgen de las Mercedes). Adaneva vivió antes que los antiguos. Él los creó.

Enamorado Adaneva de la Virgen, la seguía por los hermosos campos de maíz que ella misma sembraba. Un día la raptó y anduvieron por las montañas y valles, amándose y persiguiéndose. Cuando nació Mañuco, Adaneva le abandonó.

Nuestra madre, la Santa Virgen Mercedes, arropó al niño Mañuco con cortezas de qenwa. Los pastores la cuidaron, la alimentaron con mazamorra sin dulce, con carne sin sal. (el dulce fue traído por los modemos).

Con su hijo a cuestas, la Virgen Mercedes buscaba a Adaneva. Un día que atravesaba la Virgen un maizal, la culebra hizo sonar el maíz maduro. La Virgen se cayó por el sobresalto.

Nuestra madre se encolerizó: "Maíz, me has ridiculizado. Desde hoy día, para que los hombres puedan comerte van a tener que remojarte". Dicen que antes el maíz se comía fácilmente, como un fruto silvestre. (Nuevamente hace alusión a una primera humanidad).

Nunca volvió a unirse Nuestra Madre la Virgen con su hombre Adaneva. Pero, cuando fue mayor Nuestro Dios Mañuco, logró encontrar a su padre Adaneva.

Este mito describe la formación, las aventuras y la desintegración de una familia divina: el padre Adaneva, su mujer, la Virgen de las Mercedes, y el hijo de ambos, Mañuco. El padre es el creador de una humanidad -los gentiles- y el hijo es el destructor de la obra del padre y hacedor de una segunda humanidad, la nuestra.


Bookmark and Share

2 comentarios:

Anónimo dijo...

esto es una estupidez sinceramente xq si la ama la abandona,y xq se llama virgen si ya tuvo un hijo

Anónimo dijo...

esta bonito sirve de muxo

Publicar un comentario en la entrada

DIRECTORIO

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More